El cambio energético alemán: ¿Alemania, “laboratorio del futuro”?

Sonneblume-Solarpanel Ampliar imagen (© dpa/picture-alliance) El Gobierno Federal sigue la reforma del abastecimiento energético mediante el proceso de monitoreo “Energía del futuro”, ya que para conseguir realmente la ambiciosa transformación del modelo energético hacia un abastecimiento eficiente, seguro y respetuoso con el medio ambiente debe ir controlándose el rumbo seguido para llegar al objetivo final.

El proceso consta de un informe anual de monitoreo. Complementariamente, cada tres años se publica un amplio informe de progresos, orientado estratégicamente y que cuenta con análisis más profundos (el primero aparecerá en 2014). En diciembre de 2012 el Gobierno Federal presentó el primer informe de monitoreo, basado en indicadores para el año 2011 y que supone a la vez un balance inicial de la aplicación del cambio energético.

¿Cuáles son los puntos centrales del informe?

La aplicación del cambio energético ya ha empezado. Desde la aprobación del nuevo plan energético en junio de 2011 se han impulsado unas 160 medidas individuales. Se han sentado las bases jurídicas para la ampliación acelerada de las redes, la construcción y conexión de parques eólicos en alta mar, así como el fomento efectivo y oportuno de las energías renovables, el saneamiento de edificios y la cogeneración de energías eléctrica y térmica.

Los resultados obtenidos hasta la fecha muestran que se está avanzando hacia la consecución de los objetivos en materia de política energética. A pesar de un rendimiento económico creciente, en Alemania se redujo el consumo energético, lo que conllevó también la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero. La eficiencia energética, a su vez, aumenta desde hace años. También la seguridad en el abastecimiento de energía continúa siendo muy elevada. Para que estas tendencias se mantengan es necesario, sin embargo, ampliar las redes de muy alta tensión, un tema que atañe también a nuestros vecinos.

Alemania está bien encaminada en lo que se refiere al porcentaje de energías renovables en el consumo total de energía. El objetivo consiste en alcanzar el 18 por ciento hasta el año 2020. No obstante, el aumento de la inyección de energías renovables conlleva mayores costes energéticos para hogares y empresas. La meta del Gobierno Federal es mantener los precios de la electricidad asequibles tanto para las empresas como para los consumidores. El Gobierno Federal quiere realizar por lo tanto una reforma integral de la Ley sobre las Energías Renovables para lograr una mejor integración en el mercado y el sistema energético a la hora de ampliar las energías renovables.

El cambio energético alemán: ¿Alemania, “laboratorio del futuro”?

Windrad