Exitoso combate a la roya con métodos orgánicos

El viaje de 20 kilómetros de Quetzaltenango hacia las Barrancas duró tres horas. La delegación de la Embajada de Alemania, la GIZ y el KfW, acompañada por periodistas guatemaltecos,  miembros de USAID, PNUD y colaboradores del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, viajaron por un camino de terracería y con muchas curvas hacia las plantaciones de Copecafé en la provincia de San Juan Ostuncalco. Desde hace un año la Cooperación Alemana apoya a través de la GIZ (La Agencia Alemana de Cooperación Internacional) a pequeños agricultores en Huehuetenango, Sololá, San Marcos y Quetzaltenango en el combate a la roya. 

El Cambio Climático ha acelerado la propagación de la roya ya que el hongo se incrementa rápidamente con la humedad. Con el aumento de la temperatura promedio la roya se ha extendido a plantaciones de una altura mayor a los 1000 metros. A esta altura los pequeños caficultores plantan café de buena calidad, el cual puede alcanzar altos precios en los mercados internacionales. A una elevación de más de 1000 metros se calcula hasta un 40% de afección de las plantaciones por la roya. Un agravante en el año 2014 ha sido el fenómeno de “El Niño”. En los años en los cuales “el Niño” ha tenido influencia en el clima del país, se ha registrado una disminución significativa de la cosecha de café. 

En cooperación con dos organizaciones regionales de pequeños agricultores (Comité Campesino del Altiplano - CCDA y la Federación Comercializadora de Café Especial de Guatemala – FECCEG), así como con ANACAFÉ y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), fueron instruidos más de 600 pequeños caficultores en el uso de fertilizantes y fungicidas orgánicos para el control de la roya. Los agricultores de ambas organizaciones regionales trabajan una superficie total de más de 1600 hectáreas de café orgánico. El uso de métodos orgánicos para el control de la roya ha mostrado muy buenos resultados. Desde el inicio del proyecto, la roya se ha reducido en 80% en los cultivos tratados con métodos orgánicos. Las capacitaciones incluyen medidas de cuidado de las plantaciones a largo plazo, instrucciones para la fabricación de fertilizantes y fungicidas orgánicos (“biofábricas”) y la renovación de las plantaciones. Junto con la Universidad San Carlos (USAC) se planifica propagar, bajo supervisión científica, una planta especial de Coffea Arabica resistente a la roya.

Los costos de este proyecto desde agosto del 2013 hasta julio del 2014 han sido de un total de 250,000 euros. Debido al éxito del proyecto,  se está evaluando actualmente  en Alemania la posibilidad de prolongar el proyecto por un año.

Más información